Sanlúcar, declarada ciudad libre de LGTBIfobia a propuesta de IU

AddThis Social Bookmark Button

En el pasado pleno ordinario correspondiente al mes de junio, a propuesta de IU, en Sanlúcar se aprobó por unanimidad una moción que declara la ciudad como municipio libre de LGTBIfobia.

Son varios los municipios andaluces que han aprobado la moción presentada por IULV-CA, en los plenos municipales, para declararse “Municipios Libres de LGTBIfobia”. Municipios que se han adherido a esta propuesta que forma parte de la campaña de concienciación puesta en marcha por el Área de Libertad de Expresión Afectivo Sexual (ALEAS) de IULV-CA para “implicar a las diferentes instituciones en la lucha contra la discriminación y la violencia física y verbal que todavía sufren y a la que se enfrentan día a día lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales”.

En dicha moción se acuerda “contribuir, en las competencias que le son propias a cada Ayuntamiento, al desarrollo y aplicación de todas las medidas previstas en la legislación vigente contra toda discriminación por orientación sexual, identidad de género y diversidad familiar, con la finalidad de erradicar de nuestra sociedad cualquier tipo de LGTBIfobia en el ámbito familiar, escolar, laboral, social y/o político, además de incluir la diversidad educación afectivo-sexual y familiar en los programas de formación que ponga en marcha el consistorio, tanto para alumnos de centros escolares como para el personal funcionario o técnico del municipio”.

Asimismo, se aprueba “impulsar en los centros educativos del municipio la creación y puesta en marcha de Tutorías de Atención a la Diversidad Afectivo-Sexual y, que tanto el 17 de mayo, día internacional contra la LGTBIfobia, como el 28 de junio, día del Orgullo LGTBI, se ice la bandera arcoíris en el Ayuntamiento de la localidad, como símbolo del compromiso por la igualdad real y por la visibilidad del colectivo”.

Por otro lado, IULV-CA aboga por la “retirada inmediata de toda subvención o ayuda económica a las entidades públicas o privadas (políticas, sociales, religiosas…) que, con sus actuaciones o declaraciones, fomenten el odio o la discriminación hacia las personas LGTBI y condenar la discriminación, violencia, persecución y criminalización de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales, y las leyes anti LGTBI, que se lleva a cabo cualquier lugar del mundo”.

En ese sentido, ALEAS considera primordial “poner en marcha todos los mecanismos posibles de colaboración con el resto de administraciones andaluzas para hacer efectivo el cumplimiento de la Ley 2/2014, de 8 de julio, integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía” así como “instar al Gobierno Andaluz al desarrollo de una Ley para garantizar los derechos de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales y para erradicar la LGTBIfobia, en colaboración con el movimiento asociativo en este ámbito de la Comunidad Autónoma, e instar al Gobierno central para que se incluya el proceso de reasignación de sexo en el catálogo de prestaciones generales de la Seguridad Social y de las lesbianas y mujeres bisexuales en los programas de reproducción asistida”.

La moción, que fue aprobada por unanimidad en el pleno ordinario del pasado 28 de junio, provocó una forzada indignación en las filas del PP sanluqueño que responde a una pose del PP y de su portavoz sanluqueña Ana Mestre, la cual interrumpió varias veces a los distintos concejales de los distintos grupos municipales en el uso de la palabra; a la hora de la verdad deja mucho que desear en todo lo que respecta a derechos colectivos e individuales que conforman los derechos humanos. Por poner unos ejemplos: el recurso presentado por el PP ante el Tribunal Constitucional contra la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, unas declaraciones de una edil popular en el municipio valenciano de L´Olleria, Gema Borrás, que aseguraba que los gais “tienen trastocadas las hormonas”; el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, que ha impedido que se cuelgue la bandera del arcoíris en el ayuntamiento o la abstención del PP en el ayuntamiento de Madrid para poner en marcha una serie de medidas para combatir la LGTBIfobia.

Por otro lado, IU aceptó una enmienda de adición en su moción al grupo municipal de Ciudadanos que aportaba un día de recuerdo a las víctimas de la transfobia y que el ayuntamiento de Sanlúcar designe una plaza o calle en referencia al colectivo LGTBI.

IU se alegra de que la moción presentada haya obtenido el apoyo unánime de todos los partidos y de que Sanlúcar sea una ciudad libre de LGTBIfobia. IU, por su parte, ya izó la bandera del arcoiris en la fachada de su sede en Plaza de La Paz con motivo de la celebración del Día del Orgullo LGTBI.

banner-municipios-ALEAS

 

 

 

 

Free business joomla templates