ALEAS se suma a la concentración en Cádiz de apoyo a Pepe Caballero, última víctima de LGTBIfobia

AddThis Social Bookmark Button

La concentración tendrá lugar en la Plaza del Palillero de Cádiz, a las 19:00 de hoy viernes 13 de enero. Convocan los colectivos Cádiz Diversa y Cuerpos Periféricos en Red.

Es triste tener que denunciar una agresión homófoba apenas empezado el año 2017. Pero el cambio de año no siempre trae cambio de actitudes y buenos propósitos. Así lo sufrió Pepe Caballero, un joven gaditano, el Día de Reyes en la sala Momart Theatre. En un primer momento recibió un comentario despectivo por parte de una desconocida, al que no respondió. Comentando el asunto con un amigo, otro desconocido oyó la conversación y le conminó a no decir nada de la primera agresión. Sin embargo, el gesto no era de amabilidad o empatía, y este mismo desconocido agarró de la cabeza a Pepe Caballero y le hirió en el labio con un vaso al grito de “maricona de mierda”. El compañero optó por salir de inmediato de la discoteca.

Sin entrar en el detalle de los datos, lo cierto es que la comunidad LGTBI viene denunciando en los últimos años un repunte en las agresiones por orientación sexual. Esta realidad sobrepasa a los datos oficiales de denuncias. Aún existe vergüenza entre homosexuales, bisexuales o transexuales a dirigirse a las fuerzas policiales para denunciar este tipo de agresiones. El principal escollo es el sentimiento de vulnerabilidad, la sensación de que las instituciones no tienen los instrumentos o la sensibilidad necesarios para combatir esta realidad. Por esta razón, al igual que con otra serie de violencias como el machismo o el racismo, las administraciones públicas y cuerpos de seguridad deben adquirir un firme compromiso en la atención a las víctimas. La mayor campaña para no dejar impunes estos actos es el acompañamiento de quienes lo sufren, dejar claro que las víctimas no están solas. Y no están solas porque el problema no es individual, es de toda la sociedad.

Y esta es la idea que empieza a calar. Mientras la sociedad empieza a ser consciente de que la violencia machista no es un problema individual de quienes lo padecen, sino un problema social, en cuya erradicación o perpetuación participamos todas y todos mediante nuestros discursos o comportamientos, idéntica concienciación debe trabajarse hacia la violencia por la orientación sexual o identidad de género. Tanto es así que hoy mismo el TSJA ha reconocido la violencia machista como problema de seguridad pública. Esperemos que igual consideración jurídica tenga la LGTBIfobia.

Desde el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida-Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (ALEAS-IULVCA) manifestamos nuestro apoyo a Pepe Caballero, celebramos y agradecemos su valentía y compromiso denunciando los hechos, que demuestran que pese a vivir en un país bastante respetuoso en esta materia en comparación con otras partes del mundo, aún tenemos mucho que caminar y progresar. Y para eso, pequeños actos como los de Pepe Caballero son imprescindibles. Tomando prestadas sus propias palabras en su denuncia pública, remarcamos: “Tenemos que apoyarnos entre todos, no callarnos más y luchar contra la intolerancia, porque no tenemos por qué aguantar este tipo de cosas y no debemos aguantarlas”.

banner-municipios-ALEAS

 

 

 

 

Free business joomla templates