PNL instando al Gobierno a la elaboración y aprobación de una Ley Integral contra la LGTBIfobia

AddThis Social Bookmark Button
Al amparo de lo establecido en el Reglamento de la Cámara, el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural, presenta la siguiente Proposición no de Ley sobre el apoyo a la igualdad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales a través de la aprobación de una Ley Integral contra la LGTBfobia y por el respeto a la diversidad sexo-genérica, para su debate en la Comisión de Igualdad del Congreso.
 
Exposición de motivos
 
En los últimos años la diversidad sexo-genérica ha marcado la agenda política a través del reconocimiento jurídico de los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB). Estos avances en favor de la igualdad, como no podría ser de otra manera, responden a la movilización ejercida por parte de diversos colectivos y asociaciones hacia ciertos sectores de la sociedad que se resistían a reconocer los derechos y libertades civiles de toda la ciudadanía. Gracias a este trabajo de sensibilización y concienciación social, hoy las personas LGTB del Estado español disfrutan de ciertos derechos que les eran negados hasta hace apenas unos años.
 
No obstante, la conquista de estos históricos avances no permite afirmar que las personas LGTB gocen en la actualidad de la plena ciudadanía. Por desgracia, diferentes circunstancias hacen que aún hoy sean jurídica y socialmente consideradas como ciudadanos y ciudadanas de segunda.
 
Con la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en España se avanzó considerablemente en libertad e igualdad; nuestro país se convirtió en el tercero del mundo en reconocer un derecho reivindicado desde hacía mucho tiempo por personas que vivían sus relaciones afectivo-sexuales en la sombra. Gracias a este hito, la sociedad española en su conjunto dio un decidido paso en favor de la igualdad. Aun así, los retos no han parado de crecer, los ataques constantes contra los derechos de las personas LGTB denotan todavía una discriminación que se agudiza en los entornos laborales, escolares y de ocio. Los ambientes en los que crece y se desarrolla la persona todavía están repletos de prejuicios hacia las personas LGTB, que recalcamos, no son diferentes, sino parte y riqueza de nuestra sociedad. Frente a ello se demanda un cambio desde las instituciones públicas a favor de la adopción de medidas que palíen las injusticias y discriminaciones que aún persisten.
 
Como ejemplo de esta situación, y según datos de la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales), más del 50% de los adolescentes y jóvenes LGTB sufre acoso escolar LGTBfóbico, de ellos casi la mitad (43%) llega a plantearse el suicidio y el 17% incluso llega a atentar contra su propia vida. Ante esta dramática realidad se hace más que evidente que las personas LGTB no gozan hoy de la plena igualdad real y efectiva. Más aún, ni siquiera los sucesivos gobiernos han propiciado que se reconozca de forma completa, integral y transversal su igualdad formal completa.
 
Para ejemplificarlo, traemos a colación los artículos 1, 2 y 7 de la Declaración de los Derechos Humanos de 1948, referidas a la igualdad de derechos e igualdad ante la ley. Debe contemplarse el reconocimiento efectivo de los derechos de este colectivo social, que aún padece una fuerte discriminación. No podemos tampoco obviar la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (2000/2007), que es menospreciada ante cada ataque que padecen las personas que poseen una orientación sexual y/ una identidad de género diferente a la heterosexual/cisexual.
 
El problema de la fobia contra lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, afecta a diversos aspectos y ámbitos, por lo que se impone la necesidad de un tratamiento integral y transversal de esta realidad. La lacra social de la discriminación contra estas personas no puede combatirse sólo con medidas de aceptación y consolidación de ciertos derechos y libertades reconocidos previamente al resto de la población. La aversión de algunos sectores de la sociedad a la diversidad sexo-genérica debe atajarse con un completo paquete de medidas que estén orientadas tanto a la educación y sensibilización, como a la visibilización de las personas LGTB, ya sea tanto de manera individual como colectiva.
 
Este problema que ponemos de manifiesto, es lo suficientemente importante, posee tanta complejidad y afecta a tal cantidad de personas, que la mejor forma de abordarse es de manera estructural. El actual marco jurídico ofrece espacio más que suficiente para abordar estas problemáticas. Lo único necesario ahora es demostrar la voluntad política para aplicar estas necesarias medidas, que, sin duda, contribuirán a mejorar considerablemente la calidad de vida de miles de ciudadanas y ciudadanos de manera casi instantánea, además de crear empleo de calidad y con derechos.
 
La profundización de la igualdad jurídica y el avance hacia la igualdad real y efectiva, lo que reconocería la plena ciudadanía a toda la población sin cuestionar su orientación sexual y/o su identidad de género, requieren aprobar y desarrollar de forma prioritaria las siguientes medidas contra la LGTBfobia y por el respeto a la diversidad sexo-genérica.
 
Proposición no de Ley
 
El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a elaborar, junto al tejido asociativo LGTB, y a presentar en la Cámara Baja un Proyecto de Ley Integral contra la LGTBfobia y por el respeto a la diversidad sexo-genérica que incluya las siguientes medidas:
 
1. Aplicación efectiva del Código Penal Español en sus artículos 22, 314, 510, 511, 512 y 515, en los que se tipifica como delito, entre otros, la discriminación, el odio y la violencia por motivos de orientación sexual. Asimismo, modificación de dichos artículos del CPE para explicitar también como agravante la discriminación por motivos de identidad de género.
 
2. Creación de un Observatorio de la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género: no sólo como mero organismo para la sensibilización, sino con la equipación necesaria en servicios, recursos y herramientas efectivas, que plasme el resto de medidas de la Ley. Éste debe ser un órgano vinculante y participativo, no debe tener un perfil exclusivamente administrativo-gubernamental.
 
3. Creación de una Fiscalía Específica contra la Discriminación a las Personas LGTB, que se encargue de canalizar judicialmente de oficio todos los casos de incumplimiento de la Ley en esta materia.
 
4. Implementación de medidas en apoyo a las personas LGTB, iniciativas tales como la creación de un servicio telefónico de atención a las personas discriminadas o maltratadas por razón de su orientación sexual y/o identidad de género; así como un servicio público de atención inmediata en cuestiones jurídicas, psicológicas, sanitarias, etc.
 
5. Retirada inmediata de toda subvención o ayuda económica del Estado a las entidades públicas o privadas (políticas, sociales, religiosas...) que con sus actuaciones o declaraciones fomenten el odio o la discriminación hacia las personas LGTB o cuestionen sus derechos de plena ciudadanía.
 
6. Lanzamiento de un plan de subvenciones públicas en apoyo económico a las organizaciones sociales LGTB que trabajan por el respeto a la diversidad sexo-genérica.
 
7. Garantía de reconocimiento de los derechos de filiación de las parejas del mismo sexo que no han deseado casarse o que tuvieron hijos/as antes de la aprobación de la Ley que modificó el Código Civil para reconocer el matrimonio igualitario (13/2005).
 
8. Desarrollo de políticas de igualdad de género más plurales: orientadas a la inclusión de la realidad de las mujeres lesbianas, transexuales y bisexuales en los planes de igualdad entre hombres y mujeres, y en las políticas de mujer en general.
 
9. Inclusión del enfoque LGTB en la Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, la actual Ley del Menor, con el objetivo de atajar el acoso por razón de orientación sexual y/o identidad de género en personas menores de edad.
 
10. Actuación en pos de hacer efectiva la ley 20/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, a través tanto de la prestación oportuna de esta información a las personas migrantes, como de la creación de medios en general para la concesión efectiva de asilos, en especial en el supuesto explícito de persecución por orientación sexual y/o identidad de género.
 
11. Inclusión de la realidad y la problemática de las personas menores de edad e inmigrantes en las políticas destinadas a las personas transexuales.
 
12. Garantía de inclusión en la Sanidad Pública, a través del catálogo general del Servicio Nacional de Salud, del proceso integral de atención a personas transexuales, incluyendo las cirugías de reconstrucción genital.
 
13. Eliminación de los conceptos de “disforia de género” y “trastorno de la identidad” de la legislación pública y del marco normativo y administrativo médico español.
 
14. Garantía efectiva del derecho de acceso de las mujeres lesbianas y bisexuales al proceso de reproducción asistida incluido en el sistema sanitario público.
 
15. Impulso a la adecuada formación de profesionales sanitarios en las necesidades específicas de la salud sexual y reproductiva de las personas LGTB, especialmente de las mujeres lesbianas, transexuales y bisexuales. Además, desarrollo de los oportunos programas de investigación sanitaria vinculada a la diversidad sexo-genérica, con especial énfasis en la intersexualidad.
 
16. Invitación de las diversas organizaciones sociales LGTB a participar en el Consejo Social de Salud con el objetivo de aportar su enfoque con respecto a las problemáticas relativas a la diversidad sexo-genérica en la sanidad.
 
17. Creación de planes de formación específicos para el profesorado en materia de diversidad sexo-genérica, extensivos también a monitores/as, cuidadores/as, animadores/as socioculturales, etc. De igual manera, creación de contenidos integrales en favor de la diversidad y la convivencia y contra la discriminación por LGTBfobia y su inclusión en el currículum escolar.
 
18. Creación de programas, recursos y actividades tanto de sensibilización como de asistencia para el tratamiento de la diversidad sexo-genérica en general y la prevención de la LGTBfobia. De igual manera, diseño de programas de atención al acoso escolar o bullying LGTBfóbico (materiales pedagógicos, departamentos de orientación, tutorías de atención a la diversidad, coordinación con servicios sociales, seguridad, etc).
 
19. Establecimiento de garantías para el respeto al derecho a la propia identidad de género en los trámites administrativos educativos, en relación a las personas transexuales.
 
20. Invitación de las diversas organizaciones sociales LGTB a participar en el Consejo Escolar del Estado con el objetivo de aportar su enfoque con respecto a las problemáticas relativas a la diversidad sexo-genérica en la educación.
 
21. Desarrollo de políticas específicas destinadas a las edades infantiles y juveniles, estimulando el asociacionismo LGTB juvenil, favoreciendo la creación de escuelas de madres y padres y desarrollando programas formativos para familias sobre diversidad sexo-genérica.
 
22. Apertura de una línea de actuación específica de los servicios sociales, coordinados con centros educativos, con el objetivo de abordar casos de expulsión del hogar familiar por motivos de LGTBfobia.
 
23. Creación y puesta en marcha de planes de formación específicos para el personal de los servicios sociales en materia de diversidad sexo-genérica, teniendo en cuenta la realidad y la problemática específicas del colectivo LGTB.
 
24. Reafirmación efectiva del derecho a la libre expresión de la orientación sexual e identidad de género en el ámbito laboral, con persecución efectiva e imposición de sanciones administrativas contra las situaciones discriminatorias.
 
25. Establecimiento obligatorio de la inclusión de la perspectiva LGTB en convenios colectivos y en planes de igualdad en las empresas y centro de trabajo.
 
26. Diseño de un plan específico de fomento del empleo para personas transexuales, desarrollando medidas de acción positiva en las contrataciones, así como planes de empleo y formación para las personas LGTB en riesgo de exclusión laboral.
 
27. Impulso a la formación específica de los profesionales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la realidad de la diversidad sexo-genérica y diseño e implementación de protocolos específicos para la atención al colectivo LGTB y los casos de discriminación o violencia por LGTBfobia.
 
28. Creación de un apartado específico en el registro de delitos de la Policía Nacional que recoja aquellos casos de odio y discriminación por LGTBfobia, para poder cuantificarlos objetivamente, así como para dar respuesta urgente a los casos de violencia por razón de la orientación sexual y/o identidad de género de las personas agredidas, tal y como se hace actualmente con la violencia de género a través de las Unidades de Prevención, Asistencia y Protección del Cuerpo Nacional de Policía.
 
29. Adopción de medidas positivas para el tratamiento respetuoso y digno del colectivo LGTB en el ámbito informativo, como el diseño de un protocolo de control de estereotipos y prejuicios en los medios de comunicación, así como la implementación de contenidos específicos de igualdad en medios de titularidad pública.
 
30. Elaboración de una memoria económica debidamente detallada, con el fin de prever y proveer con antelación los recursos que se estimen necesarios para el desarrollo de las medidas contempladas en esta Ley.
 
 
Palacio del Congreso de los Diputados
Madrid, a 13 de mayo de 2013.
 
 
Fdo: Ascensión de las Heras Ladera
Diputada del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural
 
Fdo: José Luis Centella Gómez
Portavoz del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA: La Izquierda Plural

banner-municipios-ALEAS

 

 

 

 

Free business joomla templates